Tatuajes electrónicos: el wearable definitivo


Como bien sabrás, estamos inmersos en una revolución electrónica donde la tendencia nos dice que en pocos años cada uno de nosotros llevará puesto un wearable como elemento de diseño o como elemento de monitorización de algún parámetro biométrico.

Aunque aún es pronto para estimar la potencialidad de estos dispositivos electrónicos, cada vez hay más empresas cuya actividad se centra en el desarrollo de estos pequeños aparatos y han visto un mercado emergente muy potente .

Todo empezó con aquellas zapatillas que sacó Nike que a través de un sensor instalado en el interior de la zapatilla y con la ayuda del Ipod, contaba nuestros pasos. A esto le siguió las Smart Band o brazaletes de Fitbit o Xiaomi entre otras, que medían o miden nuestra actividad deportiva, ritmo cardíaco e incluso monitorizan nuestro sueño. La siguiente evolución vendrá dada de la Smart Cloth o ropa inteligente, donde ropa convencional incorporará electrónica flexible para monitorizar diferentes parámetros biométricos. Y para terminar, hasta donde mi imaginación alcanza, lo último en wearables será los tatuajes electrónicos.

 

¿Qué son los tatuajes electrónicos?

 

Básicamente son tatuajes temporales, como si de una calcam0nía se tratara, que van adheridos al cuerpo y tienen como función principal medir variables biológicas. En este caso, las tintas hechas a base de pigmentos derivados de los metales (tinta de tatuaje convencional), son sustituidas por tintas conductoras, las cuales transportan electricidad para alimentar el microprocesador que controla los diferentes sensores.

Todos los componentes electrónicos van integrados en una capa de poliéster elástica, llamada comúnmente “piel electrónica”, y gracias a sus propiedades mecánicas, se adhiere a la epidermis por atracción. Pero no solo el poliéster tiene que ser flexible, sino que la electrónica también, para ello se suele usar finas láminas metálicas (del orden del micrómetro) junto con semiconductores, aislantes y sensores interconectados con filamentos finos de silicio, material que en dimensiones nanométricas tiene la características de ser estirado sin perder sus propiedades eléctricas.

-Tatuajes electrónicos: el wearable definitivo- teniendo una encima que hace de ánodo y una molécula que acepta los electrones arrancados al lactato haciendo de cátodo, tenemos como resultado la primera biobatería.

 

Principales uso de los tatuajes electrónicos

 

A parte de los usos que pueda aportar estos tatuajes a la industria de la moda, como tatuajes con leds fusionados con tatuajes convencionales, creo que el campo donde mayor recorrido tienen los tatuajes electrónicos es el médico.

La compañía americana llamada Chaotic Moon ha hecho público el desarrollo de tatuajes electrónicos con fines deportivos. Este dispositivo tiene como finalidad la prevención médica en aquellos deportistas que necesitan constantemente monitorizar sus constantes vitales, presión arterial y nivel de estrés. 

Investigadores de la Universidad de California en San Diego han diseñado un tatuaje electrónico que es adherido a pacientes con diabetes y que realiza una constante medición del azúcar en sangre. Según los investigadores los pacientes solo notan un pequeño hormigueo al paso de la corriente eléctrica, responsable de la medición, pero dicen que es tan débil, que en pocos segundo el paciente se acostumbra y ni se entera de lo que lleva puesto, teniendo un constante medidor de glucosa y dejando a un lado los molestos pinchazos.

 

El tatuaje electrónico del día

 

Si eres un asiduo lector mío, sabrás que en todos mis artículos siempre elijo un proyecto el cual merece la pena resaltar por su carácter innovador. En esta ocasión me voy a centrar en un proyecto americano que fue presentado en la American Chemical Society en 2014.

Otra vez investigadores provenientes de la Universidad de California de San Diego han desarrollado un tatuaje electrónico para ser usado por deportistas. Hasta aquí, no parece que tenga nada de innovador con respeto los proyectos que os he comentado anteriormente, pero os puedo asegurar que sí que lo tiene.

Básicamente, el dispositivo adherido a la piel del deportista detecta y responde ante la presencia del lactato, ión del ácido láctico, que está presente en nuestro sudor. Cuanto más ejercicio físico realiza el cuerpo humano, más lactato genera y normalmente éste suele ser una variable a medir por deportistas profesionales, para evitar disfunciones cardíacas y pulmonares.

Pero a pesar de la importancia de la medición del lactato, el proyecto no se queda aquí, sino que va más allá. El sensor del tatuaje que mide el lactato contiene una encima que arranca electrones al lactacto, generando una corriente de intensidad débil, como si de una batería de ion litio (Li-Ion) se tratara. Por tanto, teniendo una encima que hace de ánodo y una molécula que acepta los electrones arrancados al lactato haciendo de cátodo, tenemos como resultado la primera biobatería.

Tras diferentes pruebas con deportistas voluntarios, han llegado a la conclusión de que cuanto más en forma está el deportista menor electricidad se recoge, ya que suda menos y menor lactato genera su cuerpo, concluyendo que este tatuaje electrónico puede estar más orientado a gente que no realiza deporte regularmente, es decir, gente común. La máxima cantidad de energía producida en la piel tras las pruebas realizadas han sido de unos 70 microWatios/cm2.

A pesar de la poca cantidad de energía obtenida, el grupo de investigación asegura que pueden obtener bastante más con solo cambiar las dimensiones de ánodos y cátodos, llegando a potencias comunes de dispositivos electrónicos que utilizamos regularmente, como pueden ser relojes o incluso dispositivos móviles.

Conclusiones:

 

Las tendencia electrónicas de consumo indican que los wearables van a ser elementos comunes de nuestra vida diaria, dejando a un lado componentes electrónicos periféricos.

Nadie sabe cual va ser el wearable por excelencia, si la Smart Cloth los tatuajes electrónicos o a saber que…Pero lo que si parece que tenemos claro es que la electrónica cada vez va a estar más integrada en nuestro cuerpo, no se si llegaremos a límites de cyborg, pero desde luego que con los tatuajes electrónicos ya nos estamos acercando.


 

Subscríbete a mi blog
Estarás al día de los últimos artículos publicados a través de email. (Máximo un email a la semana)

No hay comentarios

Agregar comentario

Simple Share ButtonsGracias!!
Simple Share Buttons

APOYA LA INVESTIGACIÓN

HAZ QUE SE DIVULGUE!

Nombre:

Email:

Mailchimp se encargará de la protección de tus datos