¡SE TRASPASA! Razón, cambio de actividad-Smart City


España se ha convertido en la actualidad en el país de la UE con más proyectos Smart City. ¿Nos estaremos convirtiendo en unos geeks tecnológicos? ¿Nos preocupa realmente el estado de nuestra ciudad?

En un estado donde la inversión en investigación siempre ha sido precaria, siendo lo primero que se ha recortado en tiempos de crisis, la respuesta a las preguntas anteriores es un claro y rotundo “NO”. ¿Pero que está ocurriendo entonces? ¿Por qué solo se oyen proyectos acerca de la Smart City?

Como muchos de vosotros sabéis, y si no lo vuelvo a explicar, una Smart City como su nombre anglosajón dice es una ciudad inteligente. La dotación de inteligencia a la ciudad consiste en extraer información de ella en tiempo real, mediante la distribución de sensores, para mejorar su habitabilidad o movilidad. Los proyectos existentes se puede clasificar en los siguientes campos:

 

  • Mobility: mejora la movilidad urbana y el tráfico en los sistemas de transporte.
  • Metering: contadores para optimizar el consumo eléctrico.
  • Lighting: control eficiente de las luminarias de las calles.
  • Water: contadores inteligentes para controlar el consumo de agua.
  • Enviroment: controla niveles de ruido, polvo y mide variables atmosféricas en general.

 

Una imagen de una ciudad, con sus edificios, nubes y arboles, sale en 3 dimensiones de un móvil, como si fuera un holograma

Pero el interés de la administración publica hacia estos proyectos obviamente no es por sus beneficios sociales, sino por los económicos. Desde el comienzo de la crisis, la construcción ha sufrido un varapalo importante, dando lugar al cierre de muchas constructoras, y lo que es peor para los políticos, reduciéndose considerablemente sus minutas especulativas. Por tanto, si nos ponemos a pensar un poco, ¿cuál creéis vosotros que sería el negocio donde los políticos podrían meter más la mano? Pues la respuesta es obvia, Smart City.

Aunque el cambio del ladrillo a la tecnología pudiera parecer bastante grande, si lo analizamos de cerca tampoco lo es tanto. Para sacar un proyecto de Smart City adelante, tienes que tener la aprobación del ayuntamiento para realizar modificaciones en los inmuebles urbanos, para la instalación de sensores. routers o demás elementos. Por lo que el juego especulativo está a la orden del día.

Aparte de la administración municipal, al estado también le beneficia estos proyectos. Dejando a un lado las grandes constructoras, que si se lo curran también podrían incorporarse a estos proyectos realizando edificios eco-inteligentes, hay otros sectores industriales donde la presencia de figuras políticas es muy alta, y son eléctricas y telecos. Por un lado, las compañías eléctricas han sido las primeras en verse beneficiadas con la instalación de los contadores inteligentes en todos los hogares españoles y las siguientes van a ser las telecos.

Tanto Telefónica como Vodafone, principales operadoras en España, han visto un filón en estos proyectos y ya tienen montado desde hace tiempo sus departamentos de comunicación “Machine to Machine” (M2M), proyectos donde la presencia de tarjetas SIM para la comunicación y envío de datos por parte de los sensores es imprescindible. Si hacemos números, teniendo en cuenta que cada sensor o módulo necesitaría una tarjeta SIM, el volumen de negocio puede ser bestial y de otra cosa no se, pero de dinero los políticos saben mucho.

Sin embargo, estamos en una fase donde solo hay anteproyectos, consultorías haciendo estudios a los ayuntamientos, muchas summits, conferencias y demás…Pero lo que es acción y trabajo de campo más bien poco. A parte de la ciudad de Santander, no conozco otra donde ya tenga en funcionamiento proyectos de Smart City, y eso que hay muchas empresas que ofrecen soluciones plug and play. Probablemente, en el trabajo de campo la figura del político ya no es muy relevante.

Aunque este post pueda tener un tono de cierta crítica, realmente estoy encantado por la parte que me toca, que España haya decidido dar un giro en sus inversiones y pasar del ladrillo a los proyectos tecnológicos. Este giro conllevará inversiones privadas y generará bastantes puestos de empleo cualificado. Así que señores políticos, ya que vuestra presencia es inherente, solamente deciros, ¡menos mamoneo y más acción!


 

No hay comentarios

Agregar comentario

Simple Share ButtonsGracias!!
Simple Share Buttons

APOYA LA INVESTIGACIÓN

HAZ QUE SE DIVULGUE!

Nombre:

Email:

Mailchimp se encargará de la protección de tus datos