Domótica vs Casas Inteligentes


Expertos ingenieros y gurús tecnólogos aseguran que en este año 2016 se va a producir el despegue de la industria de las casas inteligentes. Pero, ¿qué es lo que hace inteligente a las casas inteligentes? ¿Que tiene de nuevo con respecto a la domótica que ya conocemos?

En los años 70 fue cuando el concepto de la domótica empezó a tener forma a nivel teórico. Gracias a la evolución que sufrieron las fabricas de manufactura en esos años a nivel de automatización, se empezó a pensar en automatizar otros lugares no tan industriales. Pero no fue hasta finales de los años 80 principios de los 90 cuando este concepto abandonó su fase teórica y paso a un fase más experimental, donde la evolución de la electrónica, el auge de los PC´s, el abaratamiento de los componentes electrónicos y el desarrollo de nuevos protocolos de comunicación hizo que todo esto empezara a ser más viable, tanto a nivel económico como funcional.

Pero, ¿qué es realmente la domótica? Teóricamente, es un conjunto de sistemas capaces de automatizar una vivienda, aportando servicios de gestión energética, seguridad, bienestar y comunicación. Mundanalmente hablando, la domótica consiste en la distribución de sensores y actuadores alrededor de la vivienda, todos ellos conectados a un sistema central que hace de controlador para el habitante de la vivienda.

Al día de hoy, todos nos imaginábamos viviendo en hogares donde a través de un display podríamos actuar y programar todos los elementos de la casa. Pero la realidad es bien diferente y debido al encarecimiento que conlleva un sistema domótico en una vivienda sumado al alto precio de la casa, hace que sean bien pocos los que disfruten de estos sistemas en sus hogares. No obstante, si que es cierto que a pesar de que la vivienda particular no haya sido un nicho de mercado potencial, si que lo han sido oficinas y edificios donde la aplicabilidad de la automatización produce un beneficio colectivo.

Cocinas de casas inteligentes

Llegados a este punto, ¿qué diferencias hay entre los hogares inteligentes y la domótica? Básicamente es la capacidad de telecontrol. La automatización responde a unas premisas de actuación preprogramadas, pero como todos bien sabemos, somos humanos y nuestras necesidades no siempre son las mismas, por lo que se nos hace necesario tener la posibilidad de cambiar puntualmente y de forma remota la acción de esos actuadores.

Para poner un ejemplo aclaratorio de esto, domóticamente puedes tener programado el movimiento de la persiana de tu casa, en función de sensores que miden la intensidad lumínica del sol y de un termostato en el interior del hogar, todo muy eficiente, pero si inesperadamente vas a tener una visita y deseas más o menos temperatura o más o menos luz en el interior de la casa, obviamente en el momento en el que no te encuentres en el hogar, esto solo se puede hacer a través de telecontrol.

Pero, si las tarjetas SIM, mayormente responsables del telecontrol, llevan años entre nosotros, ¿qué es lo que hace que este año vaya a ser el boom de las casas inteligentes? En una sola palabra, es la seguridad. Personalmente, desconozco si va a ser este año o en años venideros el despegue de esta industria, pero lo que si que es cierto es que gracias a la multitud de objetos conectados a internet enmarcados en proyectos de Internet of Things, la preocupación por la seguridad ha ido creciendo en los últimos años y ya hay empresas desarrollando sus protocolos de seguridad u ofreciendo alternativas para que ningún intruso acceda a tu red.

Tanto los proyectos de casas inteligentes como el de los coches conectados a internet son los más sensibles a ataques cibernéticos, por lo que la seguridad es imprescindible en estos casos. Nadie se imagina lo que podría ocurrir si un hacker se hace con los mandos de tu coche en plena autopista o es capaz de abrir la puerta de tu casa con un simple click de ratón…

Pero con un sistema seguro el concepto de las casas inteligentes se va a acercar mucho a tal y como nos lo habíamos imaginado que iban a ser las domóticas. Desde el control de cualquier accionamiento desde el teléfono móvil, neveras que hacen el pedido por internet de los alimentos que nos faltan, electrodomésticos que al estropearse se ponen ellos solos en contacto con el servicio técnico indicando su avería…

Como veis las posibilidades son infinitas, pero una de las mayores trabas que puede tener los hogares inteligentes es la instalación de elementos de detección que puedan llegar a desentonar o no estén del todo integrados con nuestra decoración. Para ello, la empresa alemana Sengled ha propuesto una nueva vía de desarrollo, que consiste en aprovechar los objetos que tenemos en casa para dotarles de más funcionalidades. Con esta filosofía, han desarrollado una bombilla inteligente que aparte de dar luz hace de repetidor wifi, altavoz, cámara de seguridad y de micrófono para la detección del habla para nuestras posibles instrucciones.

Las casas inteligentes son ya una realidad y debido al abaratamiento de sensores, a alternativas económicas de comunicación wireless que aprovechan las bandas ISM para realizar telecontrol, al desarrollo de protocolos de seguridad y a un crecimiento global en inversiones de proyectos de IoT, hacen que tengamos todos los ingredientes para que despegue esta industria. Por lo que no os sorprenda que el Iphone 8 venga ya con todo tipo de aplicaciones para el hogar.


 

No hay comentarios

Agregar comentario

Simple Share ButtonsGracias!!
Simple Share Buttons

APOYA LA INVESTIGACIÓN

HAZ QUE SE DIVULGUE!

Nombre:

Email:

Mailchimp se encargará de la protección de tus datos