Basura espacial, un problema que empieza a importar


Se dice que el ser humano es un colonizador y que allí a donde va siempre deja huella. Este dicho nos viene que ni pintado para tratar el tema de hoy, que si no tuviéramos ya suficiente con el problema de la generación de basuras en la Tierra y la cantidad de residuos que hay en el fondo marino, ahora añadimos la basura que hay en el espacio.

El tema de hoy está inspirado en la película Gravity protagonizada por Sandra Bullock, donde refleja con claridad los problemas de tener residuos orbitando alrededor de la Tierra y también por el último suceso ocurrido en Murcia, donde han encontrado un objeto caído del cielo proveniente de alguna estación espacial.

De acuerdo con los registros de la Nasa, actualmente hay 8.000 objetos fabricados por el ser humano que están orbitando alrededor de la Tierra, entre ellos, satélites de comunicaciones, meteorológicos, satélites de posicionamiento global (GPS), telescopios, estaciones espaciales y otros tanto que no sabría identificar. En todas las misiones espaciales, la NASA, la ESA y el resto de agencias espaciales mundiales, tienen especial cuidado en el control y almacenamiento de cualquier residuo que pudiera generar la misión, pero hay algo que ninguna agencia puede controlar y es la generación de residuos por impacto.

 

https://www.google.es/search?q=basura+espacial+orbitando+alrededor+de+la+tierra&client=safari&rls=en&source=lnms&tbm=isch&sa=X&ved=0ahUKEwiRz-6-6bXLAhVHuhQKHeZbARMQ_AUIBygB&biw=1394&bih=767#imgrc=uj3QJ1bFAwo-1M%3A

Como bien refleja la infinidad de películas americanas ambientadas en el espacio, los problemas ahí arriba pueden ser inimaginables y por ejemplo un desacople de cualquier elemento de la nave, un impacto en un módulo solar o un estación espacial en desuso, genera basura que puede resultar peligrosa a actuales y futuras misiones. No es la primera vez que la Estación Espacial Internacional tiene que modificar su órbita para evitar un impacto de un residuo espacial. Impacto que aparte de poner en peligro la misión generaría más basura y un efecto dominó imparable.

Siguiendo con mi particular divulgación científica nos podríamos preguntar, ¿qué es lo que hace que un residuo o una estación quedé flotando indefinidamente en una órbita? Para responder a esto imaginémonos que estamos conduciendo un coche en plan macarra por una carretera sinuosa. Cuando pasamos por una curva a cierta velocidad, notamos una fuerza que nos expulsa de la curva, llamada fuerza centrífuga y cuanto más rápido vamos más fuerza notamos. Teniendo en cuenta que, por ejemplo, los satélites están girando alrededor de la Tierra a cierta velocidad, y por el mismo principio que el del conductor, estos sufrirán una fuerza centrífuga que les expulsará al exterior del espacio. Por tanto, en el punto espacial ó orbita, donde la fuerza centrífuga sea igual a la fuerza de atracción producida por el campo gravitatorio que ejerce la Tierra a cualquier cuerpo, se producirá un equilibrio de fuerzas que hará que ese cuerpo quede suspendido.

Un satélite de comunicaciones orbitando y apuntando hacia la tierra en una comunicación

Como curiosidad, las órbitas más lejanas se encuentran a 36.000 km y son comúnmente utilizadas por los satélites de comunicaciones para que en el momento que mande la señal, ésta barra la mayor área posible de la Tierra. Esta gran distancia se suele apreciar, cuando en los telediarios realizan una comunicación vía satélite con sus reporteros desplazados y éstos tardan unas décimas de segundo en responder al presentador. Para los más animados os dejo como deberes el calculo del tiempo que tarda la señal en llegar al satélite, así sabréis el tiempo de tensión que tiene sufrir el presentador del telediario.

Recuperando el hilo del artículo, la NASA calcula que hay más de 24.000 objetos considerados residuos orbitando alrededor de la Tierra, número que va en aumento en función del tiempo y lo más preocupante de todo es que no existe al día de hoy un proyecto viable, económicamente hablando o medianamente serio, que consiga zanjar este problema, que ya empieza a ser un quebradero de cabeza para las distintas agencias espaciales.

Sin embargo, parece que empieza a haber un movimiento verde entre las agencias para intentar solventar este problema y podría ser el primer movimiento ecológico extraterrestre y sin contar con Green Peace. Pero el tiempo corre y no juega a favor de la NASA, ya que como hemos comentado antes, la probabilidad de generar más residuos por impacto de otros residuos es alta y si esto se llegara a descontrolar, a la Tierra le podría salir un anillo parecido al de Saturno, pero en este caso en vez de rocas y gases, de residuos.

Desgraciadamente, no sería una bonita carta de presentación para todos los extraterrestres que se dignen a visitarnos, así que a partir de ahora a reciclar en la Tierra y en el espacio.


 

No hay comentarios

Agregar comentario

Simple Share ButtonsGracias!!
Simple Share Buttons

APOYA LA INVESTIGACIÓN

HAZ QUE SE DIVULGUE!

Nombre:

Email:

Mailchimp se encargará de la protección de tus datos